lunes, 23 de noviembre de 2009

El libro del mes: Pelham Uno, Dos, Tres

Título original: The taking of Pelham One Two Three
Autor: John Godey
Editorial: Plaza & Janes
Impreso en: España
Edición: 1ª Edición febrero 1974

Páginas: 311, 19x12,3 cm. Cubierta de tapa dura.

Nunca subestiméis lo que una estantería de vuestra casa os puede ocultar. En mi caso, el verano pasado descubrí esta pequeña gran joya de la literatura por pura casualidad, indagando en un estante perdido y olvidado, entre los muchos viejos libros que mi padre tenía sobre el ferrocarril. No conocía a John Godey, su autor, ni mucho menos esta novela. Leí la sinopsis en la contracubierta, y me pareció interesante. Luego aluciné con el libro. "Y aún por encima, ¡el original de 1974!" -pensé-.

Y, lo que son las casualidades de la vida, poco después de leerme el libro, en una de esas extrañas ocasiones en que piso una sala de cine, vi un trailer del nuevo remake cinematográfico de "Pelham Uno, Dos, Tres" (Joseph Sargent, 1974), esta vez a cargo de un tal Tony Scott (del que sólo quiero recordar "Amor a quemarropa" y "Spy Game"), John Travolta y Denzel Washington. Según la crítica -yo todavía no la vi- resulta un tanto aburrida y monótona, sobre todo si se la compara con su predecesora. (a la izqu.: Una de las portadas del libro, y a la derecha su autor, John Godey)

Pero como esto es El libro del mes, vamos a hablar de la novela del neoyorquino John Godey en vez de las películas que se basaron en ella. Si alguien quiere conocer el metro de Nueva York no tiene más que leerse este libro. Es increíble con qué fluidez y
con qué cantidad de detalles nos describe Godey el famoso tren subterráneo de la Gran Manzana. Y qué mejor escenario para una novela policíaca de las de antes. El suspense y el thriller se mascan en cada página de una forma muy lograda, la claustrofóbica historia de un secuestro claustrofóbico, nada menos que el de un vagón de metro, por un puñado muy dispar de delincuentes, y el retrato con precisión casi quirúrgica del no menos dispar grupo de pasajeros de ese Pelham Uno Dos Tres. John Godey entra de lleno en las vidas de todos los protagonistas de esta novela, desde Ryder, el líder de los secuestradores, hasta el más sencillo empleado de la Jefatura de Tráfico. Los flashbacks se suceden de manera muy acertada y certera, y la puesta en escena de cada secuencia hacen que esta novela parezca más un guión de una película.

Y no todo termina aquí. Además de esto, Pelham Uno Dos Tres nos ofrece el retrato de la sociedad de la costa Este norteamericana en su plenitud. Aquel Nueva York de los setenta con sus problemas de gran metrópoli, sus movimientos sociales, la enorme heterogeneidad de sus habitantes, la problemática racista y de clases, o la vida política de ese alcalde al que un extraño secuestro lo pilla metido en cama, con cuarenta gra
dos de fiebre y un resfriado monumental. Digamos que no es el libro perfecto... pero casi.


2 comentarios:

neh2 dijo...

Creo que lo leí hace un porrón de años. Me suena todo lo que cuentas. Intentaré ver la peli.

¡Gracias por traernos esas joyas del pasado!

Fuser dijo...

La peli mírate la del ´74. Por la nueva no respondo... ;)